JOSÉ LEÓN MEDRANO

Enterado del fallecimiento de tan entrañable y magnífico profesor he querido rescatar una entrevista publicada en la Revista Acorde que dirigí durante varios años en la isla de La Palma. Y como dije de la isla en la editorial de aquel número: La Palma no sólo es un corazón, es el oído del atlántico, es el imán del norte más lejano de nuestras islas que subyuga y ofrece conocer la historia global desde el íntimo reducto. Y es por ello que este gran músico mereció todos los honores al convertirse en protagonista de lo que nosotros titulamos La época dorada de la música instrumental en la isla.

José León con la Orquesta Sinfónica de Teherán

JOSÉ LEÓN MEDRANO La época dorada de la música instrumental en La Palma  

Trece años hace que dejó la isla de La Palma don José León Medrano, maestro de instrumentos de viento metal, los mismos que cumplió el 30 de abril del presente año como director de la banda de música del Puerto de la Cruz en Santa Cruz de Tenerife. Día de su jubilación profesional.  Si fue acertado o no su traslado a la isla del volcán dormido, eso podrá calibrarlo él mismo. Caminamos por la playa de las vistas, pasamos por el castillo de San Felipe, la tarde está muriendo, pero nuestros pasos nos alientan hasta el hogar de este inolvidable profesor.  Charlamos de la revista Acorde, de sus experiencias remotas y presentes, de Argentina, de Bebe Martin y en general de cómo ha sido su trabajo musical a lo largo de este tiempo.  — El homenaje de despedida que me hicieron en La Palma es incomparable, fue en la iglesia de Los Remedios, incluso me propusieron seguir, después de once años ininterrumpidos de actividad. Sobre todo si lo pongo en la balanza con los últimos cuatro años un tanto difíciles en un Puerto de la Cruz, dominado por los vaivenes políticos. Donde he puesto fin a 30 años de docencia y 63 de profesión.  

José León Medrano, natural de Rosario en Argentina, llegó a asistir a clases magistrales con Carmine Caruso uno de los mejores pedadogos musicales del mundo, allá por los 70. Primer trompeta de la Orquesta Sinfónica de Teherán, músico integrante de Los de Buenos Aires, orquesta con la que recorrió alrededor de cuarenta países entre Europa y el Medio Oriente. Pero sobre todo compañero inseparable de Elvira Auchanco “Sungui”, creadora de la primera escuela municipal de ballet del Puerto de la Cruz, cuyos alumnos también se titularon y triunfaron en Madrid o Sevilla.  Sus cuatro hijos nacieron en Turquía, El Cairo y Madrid. Y fue un 2 de mayo de mil novecientos setenta cuando arribó a Tenerife, para unos días más tarde debutar con los restos de aquella orquesta en la isla y quedarse para siempre. 

— Habíamos llegado a España el doce de mayo del sesenta y cuatro y tres días más tarde ya ofrecimos un concierto en el célebre Casablanca en Madrid, la afamada sala de fiestas que nos contrató siete años seguidos, allí nacieron dos de mis hijos. Radicado ya en el Puerto, de los cinco integrantes del grupo sólo quedamos tres, baterista, órgano y yo con la trompeta y el trombón. Cinco años juntos hasta que el baterísta regresó a Buenos Aires donde falleció a consecuencia de un incendio en su propia casa. Mi otro compañero Raúl, si se afincó en el sur de Tenerife. El músico siente en esa época la inquietud docente que le había perseguido siempre, hasta que en un anuncio en un diario encuentra una entrevista entre el gestor cultural palmero Vicente Capote y la directora del Conservatorio de Tenerife. 

La Academia Insular de La Palma tenía pensado introducir la enseñanza de instrumentos de viento: metal y madera, por lo que me decidí a escribir proponiendo al entonces consejero de cultura del Cabildo de La Palma realizar un cursillo. En verdad es que fue muy bien aceptado, por lo que se me hace un contrato de seis meses, el cual antes de finalizar, propongo que en un futuro hay que ampliar las horas y días de clase para que pueda darse un mayor progreso en el aprendizaje. Se cumplió el contrato durante once años.  Todo ello motivó entre otras cosas que Barlovento tuviera su primera banda y que sugiriera como director a César Martín Mesa, que San Andrés y Sauces hiciera lo propio bajo la batuta de Juan Carlos Castro Conde y también una de las mayores alegrías, porque me decían que si estaba loco…fue la puesta en marcha de la banda de Garafía. Así que me considero también fundador de estas activas agrupaciones.

Encuentro Insular de Bandas

El gran maestro León nos muestra los documentos que le firma todo el claustro de profesores del Conservatorio de Santa Cruz de Tenerife, el día 16 de diciembre de 1995, entonces bajo la dirección de Manuel Gutiérrez, o escritos laudatorios como el que le brinda Cajacanarias por su trayectoria en abril de 1990. José León es un hombre inconformista y un gran rebelde, suele decir que “la banda para un niño es la mejor escuela de iniciación a la música”. Sigue experimentando esa vocación hacia los más pequeños. No está en absoluto en contra de las actuales escuelas de música, ni tampoco con el llamado magisterio musical, pero recalca que las asignaturas regladas deben prevalecer frente a lo puramente personal, lúdico o recreativo. Por ello recuerda a algún filósofo que menciona  que “un profesor que para motivar a sus alumnos sólo se dedica a jugar, los está engañando”, como en un jardín de infancia disfrazado de centro de estudios.   

—  Pienso que un docente debería al menos cumplir con un grado elemental de formación, esto no es otra cosa que cuatro años de solfeo, dos de coral y tres de instrumento, que no los tienen muchos que  ejercen ese magisterio musical   Hablamos ahora de la dirección de bandas tanto en el Puerto de la Cruz como en La Palma.  

— La Banda del Puerto de la Cruz se había extinguido hacia 1989, de modo que cuando me llamaron, llevaba la ciudad 8 años sin banda de música. Estuve trabajando alrededor de 26 meses, hasta que el 11 de enero de 1998 ofrecimos nuestro primer gran concierto, seguido de innumerables de ellos. Comencé con muy pocos alumnos, pero logré tener hasta 42 músicos. Eso sí, agobiados por los estudios universitarios muchos de ellos; fue a partir del 2005 cuando la ilusión fue mermando; sobre todo por el escaso interés que mostraban los responsables políticos. En La Palma sin embargo, propuse y me aceptaron equiparar los estudios musicales a los de Tenerife, por lo que comenzó a desplazarse a la isla un tribunal para examinar a los alumnos de instrumentos de viento, metal y madera. Formé entonces un equipo con Luis Martín Mesa para viento-madera y César Martín Mesa y José Miguel Pérez Piñero para el metal. Durante muchos años tuvo La Palma una gran reputación y éxito en la formación de hasta 150 alumnos que aprobaron sus exámenes. Creé asimismo el Quinteto de Metales o la Banda de Metales, única en las islas en este formato musical…   

La cerveza se había terminado, el televisor sin sonido mostraba imágenes futboleras que no vimos bien del todo, quizá porque no salía Maradona ni jugaba el CD. Tenerife, pero la noche se había aproximado mucho y la charla tocaba a su fin. Recordé vagamente otra visita que hice a su casa a finales de los ochenta cuando estábamos subyugados por las técnicas de Stamp y la respiración de diafragma, cuando José León me mostraba una maleta de considerables dimensiones repleta de boquillas de todos los colores y formas, granos, tazas, marcas. Me confesó entonces que desde muy pibe coleccionaba boquillas, buscando la ideal. Que las taladraba incluso y las limaba y seguía buscando. También muestra su biblioteca pedagógica para todos y cada uno de los instrumentos que domina: trompeta, trombón, bombardino, tuba o fliscorno. Una biblioteca de muchos quilates, valorada incluso en varias decenas de miles de euros. Por eso entiende que la docencia es vocación, búsqueda constante de recursos para el estudiante, y que hay que gastar en didáctica y formación, potenciar las academias municipales, con todas las consecuencias que haya que afrontar.  

— La verdad existe, aunque nos empeñemos en pensar lo contrario    

@ Roberto Cabrera  

Publicado por aulapress2016

Revista, Editorial, Red de Escritores, Producción de Espectáculos, Libros, Agropoética, Google bussines, Distribución, Todoebook, DrumBass,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: